La nuestra es una historia de amor por nuestra tierra y por el vino.

El destino nos ha permitido disfrutar haciendo aquello que más queremos.



Nosotros

La Bodega Mas l’Altet es el reflejo de la gran pasión por el vino de Nina Coolsaet y Alfredo Esteve.

Nina es ingeniera agrónomo y de nacionalidad belga. Siempre ha vivido con intensidad el mundo del vino en su familia lo que le despertó una gran pasión desde muy joven. Criada en torno a los grandes de burdeos y borgoña tiene una gran sensibilidad para interpretar el carácter y la sutileza de los vinos. Aporta además de un gran conocimiento técnico y enológico su carácter femenino en todas la etapas de elaboración y la crianza.

Alfredo es ingeniero industrial y proviene de Agres (Alicante). Creció en una familia de agricultores, en una zona donde la viña desapareció hace décadas. Pero su gran amor por el vino hizo que pronto soñara con que la viña volviera a crecer en sus tierras. Enamorado de la naturaleza y del campo, disfruta viendo como sus cepas crecen rodeadas de un ecosistema rico y diverso.


Nuestra historia

Un proyecto que surge fruto del destino en 2004. Nuestra historia arranca en Aranda de Duero durante un Máster de Enología en Aranda de Duero donde ambos acudimos guiados por nuestra pasión por el vino. La causalidad hace que nos sentemos uno junto al otro el primer día de curso. Pronto decidimos que nuestro futuro en común pasa por elaborar nuestros propios vinos. Al poco tiempo, en 2005, decidimos plantar nuestro viñedo con tan sólo 2 hectáreas en la antigua finca familiar de Alfredo en Alfafara -Alicante : el Mas l’Altet.

El vino primigenio que surge como la natural condensación de todo la génesis del proyecto es  AVI de Mas l’Altet. ‘AVI’, el abuelo. Es el homenaje callado a la tradición perdidas y al abuelo de Alfredo, inspirador del amor a su tierra y tradición.

En 2009 nace Luka,nuestro hijo, que será la inspiración para la creación de un vino anacrónico y atípico: LUKA de Mas l’Altet. Un vino exclusivo de pequeña producción y elaborado sólo de las añadas más excepcionales.

En 2013 la familia crece. Llega Johanna a la familia. Y lo hace junto con el despertar de un nuevo vino, fraguado durante cuatro años en silencio: NINETA de Mas l’Altet (la muñequita en valenciano). Un vino de Garnacha Tinta que rebosa femineidad y personalidad y que enamora por su ternura y sutileza.



El Mas l’Altet

La masía denominada l’Altet, se emplaza sobre una ligera elevación dominando la Valleta d’Agres entre Agres y Alfafara, en un entorno virgen y de gran valor paisajístico. Construida a finales del siglo XVIII ha sido propiedad de la familia de Alfredo desde hace cuatro generaciones. La masía ha sido renovada poco a poco como casa-bodega y desde 2010 alberga la instalaciones de elaboración.


Llave

EL VIÑEDO

Cada racimo aporta a nuestro vino su carácter y personalidad. Son el fruto de nuestras cepas que cuidamos con esmero y cariño. Ellas son la clave de nuestros vinos y la llave de nuestra pasión.

casa icon

LA BODEGA

En la bodega nuestras uvas se encuban, fermentan, maceran y el vino nace en un ritual natural y espontáneo. Observar, supervisar y controlar cómo la naturaleza nos ofrece su mágico resultado son nuestras funciones.

Diana icon

LA CRIANZA

Sólo con el reposo y el tiempo necesario se obtienen grandes vinos. Nuestros vinos descansan y evolucionan a lo largo de esta fase de su vida. Es un viaje vital y necesario para la búsqueda de la expresión de nuestros vinos. Tiempo y calma.

copa icon

LOS VINOS

Nuestros vinos son todos de producción limitada. Proceden de nuestros viñedos y los elaboramos nosotros de principio a fin. Son por tanto vinos artesanales hechos con pasión y tesón.